Obras de restauración Casa Werner en Puerto Octay

Entre amigos, familiares, vecinos y representantes  del mundo público  se celebró  el jueves 13 de octubre, la inauguración de la muestra fotográfica «Restauración  de Fachadas Casa Werner” montaje que expone en los espacios del segundo piso de la propia casona una serie de imágenes de registro de su proceso de recuperación, marcando un hito de cierre en las obras que han permitido recuperar la envolvente de esta casona emblemática emplazada en Puerto Octay, en el acceso desde el sur, y que para quienes conocen la ciudad, probablemente sea recordada por el profundo deterioro que mostraba, producto de su antigüedad, su exposición al clima, su baja mantención y principalmente por impactos de camiones que la afectaron en diversas oportunidades, consecuencia de la pronunciada pendiente y el sentido de tránsito de la calle que la casa enfrenta y que atraviesa la localidad de norte a sur.

Del mismo modo que Puerto Varas y Frutillar, Puerto Octay cuenta desde 2010 con el reconocimiento de gran parte de su centro urbano como Zona Típica por parte de la ley de Monumentos Nacionales. Este reconocimiento se fundamenta en el alto valor histórico y arquitectónico de sus casonas, en el marco además de un contexto natural que realza sus atributos. Estas cualidades han comenzado a atraer a nuevos vecinos que han apostado por la recuperación del patrimonio, generando aportes que comienzan a devolverle a la ciudad la belleza y elegancia que le son propias. La condición de Zona Típica ha sido además una oportunidad de acceder a fondos del Estado para apoyar la recuperación de estas casonas.

Casa Werner es parte de estos inmuebles y a través de sus nuevos propietarios, Jamie Honour y Jorge Vicuña, apoyados por el equipo de arquitectos de Pablo Moraga y Heike Höpfner, fue postulada en 2020 al Fondo del patrimonio, del servicio Nacional del Patrimonio Cultural, para el cofinanciamiento de la restauración de sus fachadas.

El proceso de mejoramiento integral se inició a finales de 2019 desde el interior, para sumarse paulatinamente y gracias al apoyo del Fondo adjudicado, los trabajos de recuperación de la envolvente del inmueble que han significado nivelar y aplomar la casa, rehacer y ejecutar nuevos poyos de fundación, reemplazar parte de sus soleras de madera nativa de grandes  secciones (11×11″) volver a «amarrar» vigas de piso a los muros, reemplazar piezas completas y partes, de piederechos y diagonales de madera de sus fachadas, podridos, quebrados o afectados por Xilófagos (polilla), retirar, restaurar y reinstalar su característico revestimiento metálico corrugado, incluyendo su particular hojalatería que debió en parte ser replicada por los importantes daños que presentaba, y finalmente retirar, restaurar o replicar y reinstalar sus componentes más elegantes: puertas de cuarterones y ventanas reticuladas, con sus jambajes decorados, que dan a la casa, parte del carácter neoclásico, que muestran aun varias casonas de la cuenca del Lago.

Durante el evento se reconoció el entusiasmo, empuje e iniciativa de sus propietarios, el rigor técnico y apoyo del equipo de arquitectura y el gran compromiso de cada uno de los maestros que han sido parte del proceso, que no dudaron frente a los distintos desafíos que impuso el avanzado estado de deterioro de la casona.  Equipo liderado por los constructores Luis Abello y José Luis Herrera. Apoyados por el valioso trabajo de carpintería de Don Jorge Doepking, en la restauración de cada una de las puertas y ventanas de la casona.

La muestra permanecerá abierta hasta el 31 de octubre, pudiendo ser visitada de 15:00 a 18:00, donde serán guiados por uno de los protagonistas del proceso, Don Jorge.

El proceso de recuperación sigue ahora su curso, con aun muchas tareas por cumplir para finalmente poder abrir sus puertas al uso por parte de la comunidad de Puerto Octay y sus visitantes en usos como café, tienda y talleres de oficios.

Se puede conocer más sobre el desarrollo de los trabajos en los perfiles ig @casona_puerto_octay y @casawerner_octay_fdp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *